finales completo

Detalles y cortes

proceso

El Gabinete de las curiosidades

Por estos mundos donde el tiempo parece embalsamado nuestros supervisores nos permitieron revisar una vez más los objetos extraídos de la naturaleza (humana y no humana), por el manipulador común; el hombre, en estas formas se puede entrever la carga de la historia, de los saberes de nuestra ciencia, una interpretación de nuestra manufactura; replicas de formas de existencia de la psique, seres extraños nunca antes creados, mutaciones, invenciones de la fantasía que ahora se encuentran disecadas, objetos de culto ahora en urnas de cristal, objetos mórbidos, de museo, olvidados y manipulados, porque tal vez han pertenecido a momentos históricos con una marca muy profunda, objetos que han servido de estudio y que han perecido o simplemente su aportación para su estudio se ha detenido en seco, hasta recuerdos de viajes podemos observar.

 Todo este amasijo de misterio quedó atrás, ahora se encuentran en un paisaje distorsionado de uno de los procesadores llamados por los expertos “galaxias-cerebros”. Aquí el hombre ya sometido a la pantalla perdió su dimension, mientras el amor entre dos cuerpos busca su definición en un mundo líquido, caminando a su encuentro bajo la adicción que produce la catarata de información insaciable de sus mandos, haciendo que pasen uno en frente al otro sin darse cuenta. Distraídamente todo ha sido un recuerdo que estaba perdido en la memoria, en nuestro ridículo espacio y tiempo sobre la historia, donde el perdón será dado y recibido a través de cables, donde la venganza no tiene sentido.

Este gabinete de las curiosidades es un compendio de motivos, rarezas y objetos que han aparecido en la mente de Liqen durante prácticamente toda su vida, sus propias inquietudes, como recuerdo de esos tiempos de observación y dibujo con especial gusto por la morfología animal y su entendimiento como humano que muta y transciende, donde se sigue observando la relación e igualdad entre lo macro y lo micro; “empequeñecer al hombre entre la magnitud de una naturaleza modificada”.

Con esto lo único que pretende es despedirse del pasado y del futuro, ser el momento presente, Liqen es el mentiroso del ahora, y el villano de su tiempo, el placer.

Acrílico sobre pared. Colaboración con Positive propaganda y el área de cultura de Múnich, Alemania, 2018
Muchas gracias a todos.