Detalles

Ultimátum a los “humanoides»… No hay maldito que no sea bendito, y viceversa.
No es que vivamos en un momento histórico agradable pero si inspirador por la estupidez en la que estamos sumergidos; la poca conciencia de donde habitamos, el analfabetismo y el poco equilibrio sobre la naturaleza y nuestra moral mezclado con la tecnología son focos de infección para el malestar global. Solo tenemos que ver a países que han elegido unos lideres que dejan mucho que desear intelectualmente y a los enfrentamientos populistas de nuestras sociedades, guiados por el dinero y no por el estudio. Pero si, todo esto es el caldo de cultivo para la sarna y la sátira, también sé que este estado de estupidez ha existido a lo largo de la historia de la humanidad, pero creo que nunca con este volumen. Estamos naturalizando en nuestro pensamiento lo artificial, alejándonos de la tierra.

Este es un encargo para un coleccionista privado, dedicado a ese mundo de gente que corre sin rumbo o con un rumbo espiritual alejado de la naturaleza tal y como se conocía hasta ahora. Es una re-interpretación del mural llamado con el mismo nombre que realice en RABAT, en 2016.

Acrílico sobre madera, 2019. 4×2 m.